12 de julio de 2010

EL SALOBRAL 2010

EL SALOBRAL o LA LLAMADA DEL MAIZAL.

Fotos gentileza del hijo de Laureano desde la imagen, ojo Agustin que te quita la patente......


La tarde prometía ser calurosa y no nos defraudó. A las 18:15 me dispongo a salir de casa. La parienta: “¿qué te vas a la carrera, con la que está cayendo?”, “Tranquila si estamos acostumbrados”, “¿A qué? ¿al calor?, “No mujer, a penar”. A penar y pelarnos de frío en Elche, a dejarnos las rodillas en la bajada de Molinicos, a calarnos hasta el slip en Casas-Ibañez, a reptar en la cuesta de San Pedro,... Llegamos Segura, Aroca y yo a la era-aparcamiento de El Salobral a las 18:45. Tras bajar del coche climatizado a 21º nos damos cuenta que a pesar de la hora no ha refrescado nada. Estaremos a 33º. Buen ambiente en el frontón, mucha gente conocida (siempre somos los mismos). Algunos quijotes ya presentes: los Reolid, JC Hernández, Ascendino, Manen, Laureano, Pedro. Y sorpresa, Severino con la camiseta verde del DonQuijote en agradecimiento a la entrevista de la página web.
Tras las fotos de rigor y con puntualidad germánica se dá la salida. Al pasar por el arco de control compruebo que ya estoy empapado de sudor. A las primeras de cambio me quedo con Rodrigo, pues Laureano y Segura se escapan prontísimo. Al resto de verdes ni los he visto. Seguimos en el pueblo. Curva a la derecha. Observo que los primeros ya están en la carretera rumbo al maizal. ¡La leche! Si en 1 km ya nos sacan 500m. Voy de cháchara con Rodrigo: qué tal las vacaciones, yo todavía no me he ido, parece que hace calor,.... Primeros kms a ritmo de 5’. Rodrigo: “vamos a bajar el ritmo o lo pagaremos en la 2º vuelta”. Yo: “tienes razón que esta semana sólo he salido un día a correr”. Rectas interminables con sol de cara. El calor no decae. Km 3, entramos en el maizal. Bebemos y nos hidratamos. A la izquierda una casa de labor con rumanos jaleando a los corredores: “maass deprrissa” gritaban. Hace rato que ya no hablamos. Cada cierto tiempo doy un suspiro profundo para oxigenarme mejor, y Rodrigo me dá ánimos. Pasamos una zona de aspersores (qué fresquito) antes de entrar en el pueblo. Nos adelanta un grupo de 8-10 corredores de la Cañada de La Roda, corroborando el hecho de que el hombre es un animal social, y vamos en manadas. Km 5, pasamos la alfombrilla de control. No pita. Los sensores deben haberse estropeado por el calor. 2ª vuelta. Recta largísima a los maizales. Escudriñamos a lo lejos y no vemos camisetas verdes. Yo: “si tienes fuerzas, tira que estoy rerrengado”, Rodrigo: “hay que guardar fuerzas que ahora da el sol de cara y no hay viento”. Curva a la izquierda. Otra vez el maizal. ¡Pero si parece Iowa!. Rodrigo: “pegaté a la derecha, a la sombra de las cañas”. Me da igual pues tengo la cabeza al sol. Otra vez los rumanos: “maass deprrissaa”. Como no tienen TV, pues al camino a ver el espectáculo. Nos acercamos a los aspersores, pero los más cercanos todavía no han girado hacia la carretera y los últimos han girado del todo. Pasamos sin mojarnos, aunque luego en el pueblo un rústico labriego con mangera en mano, se encargó de regarnos a los que ibamos secos. Km 8, pueblo a la vista. Acelero pero las piernas no dan de sí. Rodrigo: “reserva para el último km que hace mucho calor”.Las piernas siguen sin responder. Estamos en el pueblo. Varios giros. Recta final, con el arco a lo lejos. Apretamos el ritmo, la cadencia y la zancada. Rodrigo tiene unas arcadas y se retrasa. Pienso que se ha tragado algún mosquito. Final. Estamos todos bañados en nuestro propio sudor. Pregunto a Rodrigo qué le ha pasado, “es que si estoy muy cansado y aprieto, me entran unas ansias...”.
Ahora toca hidratarse y comer sandía. Qué buena sombra la del frontón. Felicitar a El Salobral por los buenos avituallamientos de agua y el refrigerio postcarrera. Vemos al resto de compañeros y todos dicen los mismo, que el calor le ha mermado las fuerzas. Y esto no ha hecho mas que empezar. Ha ganado Severino luciendo nuestra camiseta, cabalgando en solitario. De los nuestros JCHernández, Jesús y Ascendino bajando de 4’ el km. Luego Jordi y Aroca en su línea. Con 49’, Segura, Pedro y Laureano, aunque Pedro con molestias en una pierna. Con 53’ un servidor y Rodrigo. Y nuestra gran Mamen, a lo Xena Reina de la Jungla, entra con 58’. Gran carrera, gran organización. Enhorabuena al equipo de El Salobral. Lástima del calor pero ahora estamos en verano y toca sudar. Y a penar. Saludos.
Brasero