16 de junio de 2011

DIARIO DEL KOSTA TRAIL 2011 by Eustaquio Puente

La madrugada del viernes 10 me desplazo hacia mi pueblo, Ampuero (Cantabria), con la idea de correr la 6ª edición del Kosta Trail. Digo con idea porque iba con leves molestias en el piramidal y no sabía como asimilaria mi cuerpo las sesiones de fisio recibidas esa semana (al final fue bien) . El viaje pese a las numerosas e interminables obras de la A-1 sucede con normaildad. A las 11:30 ya estoy en mi pueblo. Esa misma tarde rodaje suave y a hidratarme con los colegas por la noche.

El sábado a la tarde me dirijo a Bilbao a por mi dorsal y a pernoctar allí en casa de un amigo. Mi pueblo esta a 45 minutos pero prefería descansar cerca de la salida. ¿Y como vas a estar en Bilbao sin salir de potes o de txikitos?. Imposible, así que poteo por el casco viejo y nueva sesión de hidratación.

Domingo 12. El día de la carrera. Como dicen allí, hace un día de la hóstia para correr, es decir, 18ºC y sol/nube. Me dirijo a Sopelana a las 8:30 pues ya tenía dorsal y solo quedaba dejar la bolsa en consigna para que el camión la llevara hasta la meta en Plentzia. No tenia pensado hacer un gran calentamiento, me quedaban 30 kms de sube y baja por delante. Se acerca la hora de salida. En meta solo diviso 4 catalanes, algún cántabro y el resto gudaris de tierras esukales. Durante el recorrido conocí a una corredora de Guadalajara. Antes de la salida ni una sola palabra en el idioma de Cervantes; para el próximo año hay que hacer cursillo de euskera avanzado.

Empieza el lío. Salimos de la Udal Etxea (ayuntamiento) y por una calle hacia abajo pasamos las vias del metro (que desde San Inazio es sin soterrar) por debajo y a encarar el primer monte dirección Berango. Larga y serpenteante subida. Una vez arriba baja y sube rodeando el monte para acabar bajando hasta Sopelana y dirigirnos al primer acantilado. Voy bien de fuerzas después del primer esfuerzo, aunque pienso dosificarme hasta el km 20 ya que hay que bajar y subir tres acantilados de cojones, además de atravesar tres playas corriendo por arena seca ya que la marea estaba empezando a subir y no humedeció la arena (que ayuda a correr mejor). Ya me comentaron que pasaríamos la playa La Salvaje y las vistas serían espectaculares. Así fue, se trata de una playa nudista. Una pena que no hacia un día de verano y no estaba muy concurrida. Esta zona de los acantilados es preciosa pero con bajadas muy técnicas y peligrosas. Pasada la zona de los acantilados toca unos kms de sube y baja por encima de la costa hasta descender y llegar al pueblo de Plentzia donde se encuentra la meta. Entras al pueblo por el paseo de la ria donde vemos entrenando su trainera para la temporada que va a empezar. Cruzamos un puente y empieza el paseo de la playa, que bien esta vez no hay que ir por la arena. Error, el último tramo de la playa si que es por la arena para encara el último monte que se las trae. En ese momento se oye por megafonía que Aitor Ossa esta entrando en 1ª posición, será cabrón a mí aún me queda lo peor. Empieza el último calvario, subida por escaleras de madera y senda embarrada por las lluvias de los dias anteriores. Sigo los consejos de Jorge y una mamo en cada rodilla y zancadas amplias (eso mismo hice para subir los acantilados) hasta que la pendiente y el corazón me permitan reanudar el trote. Subimos así hasta arriba. Pienso, se acabó, bajada y a meta. Pues no, a joderse y a correr más. Baja como puedas hasta el faro que si te caes te matas. Una vez allí nos meten por un bunker de la guerra compleetamente oscuro con un farolillo cada 50m. Salimos del bunker y a subir más que era poco. Una vez en la cima bordeamos el monte y vertiginosa bajada hasta Plentzia no apta para sufridores de uñas. Antes de entrar en Plentzia atravesamos un parque tipo el de La Pulgosa donde las cuadrillas pasan un buen domingo de junio asando y eso. Que hambre Dios. Encaramos el paseo de la playa y meta. Prueba superada. Mi garmin marca 31,480 kms. Se han pasado un poco. No importa llego bien y sin grandes sufrimientos. Las vistas han sido espectaculares. Me recoge un amigo y a por el txuletón, que para eso corremos. Siento no poder adjuntar fotos pero mi amigo se durmió y llegó cuando ya me había duchado. El año que viene puede que repita. Animaros. Agur.

13 de junio de 2011

MARATÓN ALPINO MADRILEÑO

La dichosa alergia me esta matando en las tres últimas semanas y me ha frenado bastante en la preparación del Ultra del Aneto pero por otra parte el cuerpo agradece mucho el descanso después de la paliza física y psicológica que supusieron los 101 de Ronda. Aún así la semana pasada me puse las pilas y, coincidiendo con el Maratón Alpino Madrileño, comencé los entrenos específicos de montaña con dobles cargas en Chinchilla (entre semana uno hace lo que puede) durante tres días.

El sábado cargué la furgona con los típicos apechusques a lo que se sumó el colchón y el saco ya que el plan era dormir dentro de la furgona lo más cerca posible de la salida para no penar demasiado después de la carrera. Ya por la tarde, merendola con Juanan en la capital comentando los avatares de la semana y rumbo a Cercedilla sin perder mucho tiempo. Llegué justo a tiempo para recoger el dorsal y la bolsa del corredor y tras merodear un rato por la feria del corredor aparqué el coche a 100 metros de la salida y meta, junto al río ya que planeaba zambullirme al día siguiente en él. Tras una cena reparadora con los amigos de A TO TRAPO a base de huevos con patatas y chorizo (hidratos a saco!!!!) y un par de cañas fresquitas (los rituales no se deben romper a pesar de no ser uno muy maniático) me volví a mi lecho para intentar dormir algo.

A las 5.30 de la mañana el canto de los pajarillos hizo innecesario el despertador así que me metí en el río para espabilarme. Desayuno de campeones como siempre y cafelillo en el bar local departiendo con gente conocida de otras carreras. Tras los clásicos rituales, uniforme quijote y a la salida donde me esperaban los amigos de A to Trapo que siempre son una garantía de terminar la prueba.

La salida la dió el grandísmo montañero Carlos Soria con doce minutos de retraso...y al lío!!!. Como en todas estas pruebas de montaña se forma la clásica montonera en la primera subida, que aquí comenzaba a los 300 metros. La serpiente multicolor progresa lentamente intercalando tramos de subida con falsos llanos y alguna leve bajada permitiendo a la gente trotar. Ganamos altura facilmente (unos 600 metros) hasta el km 7, Puerto de Navacerrada, donde comenzamos la dura subida a la Bola del Mundo. Un tramo infame de canchal de unos 500 metros de desnivel ganados en 4 km. El sol pega ya pero sopla un airecillo que se agradece. Vamos Juanma, Juanjo y yo con pies de plomo en la subida porque sabemos que esto es muy largo. La bajada desde la Bola por la loma del Noruego espectacular, con Juanjo lanzado y los demás siguiéndole de cerca y disfrutando mucho del verdor de la primavera tardía. El avituallamiento en el km 15 con mucho público animando nos dió mucha fuerza para la segunda subida del día, la ascensión al Peñalara. Juanjo advertía que lo peor sería la subida del Tubo de Cabezas y que mejor guardáramos fuerzas.


Me desmarqué un poco ya al principio cuando subíamos por un tramo de senda fácil entre pinos enormes e hice la subida solo ya que me veía con fuerzas y, aunque con el freno de mano echado, pasé a mas de treinta corredores en este tramo de 5 km de subida con unos 700 metros de desnivel positivo. El segundo tramo mucho mas técnico por pedriza lo hice muy cómodo y en la bajada me crucé con Juanjo y Juanma que iban bastante cerca así como Hortensia, la compañera murciana y Edu también de A to Trapo. De repente casi me tropecé con Pedro Montero del C.A. Chinchilla al cual no conocía personalmente...que mejor lugar para las presentaciones que a 300 metros del Peñalara!!! Prometí saludarle en la meta y seguí con mi bajada diesel ya que las piedras prometían emociones fuertes en forma de esguinde de tobillo o rodilla. Desde el km 23 al 27 la bajada era mucho más cómoda y me lancé ya que continuaba solo. En el avituallamiento justo a los pies de la tercera subida fuerte me paré a hacer un descanso de 5 minutos para estirar y esperar a Juanma y Juanjo pero al ver que no venían comencé la penosa subida. Un canchal infame de 400 metros de desnivel en apenas 2 km en fila india siguiendo a unos 20 colegas de penuria (cuando vi un rebaño de unas 50 cabras montesas junto a la "senda" me dí cuenta de que iba la cosa...) seguida por otra no menos infame trepada por pedriza grande de mas de 1 km. Tras mucho penar llegada a la Cabeza Larga y desde allí un sube y baja por la Cuerda Larga con tres subidas y otras tantas bajadas de unos 100 metros de desnivel pero menos duras. A mitad de la Cuerda Larga me detuvo la organización durante diez minutos ya que se tuvo que evacuar en helicóptero a dos compañeros (de corazón espero que no fuera nada grave y se recuperen pronto) y tras alcanzar de nuevo la Bola del Mundo comenzó la
 bajada de 5 km que me llevaría de vuelta a Cercedilla. Esta bajada a pesar de ser muy escarpada la hice bastante bien consciente de que lo peor ya había pasado aunque continué parando en todos los avituallamientos unos minutillos. A la llegada a meta, 7 horas y 18 minutos....casi ná!!! 13ª galleta a la buchaca y una gran dosis de moral de cara a mi próximo reto en el Aneto.
Como el avituallamiento era UNA MIERDA. Muy mal la organización,en este sentido!!! Cuando yo llegué no quedaba ni siquiera coca cola, no hablemos de cerveza...dos "migajas" de barritas de cereales y avellanas...y aún tendrían que llegar la mitad de los corredores así que tras despedirme de loa amigos de A to Trapo y esperar la llegada a meta de Pedro del CA Chinchilla me fuí a darme otro remojón al río y dejé el homenaje para mi llegada a Madrid (bocatón de calamares y jarra de cerveza con Juanan). La vuelta a Albacete algo penosa....pero palos a gusto no duelen, y peor estan algunos por ahi como para quejarno

Mañana vuelta a la carga...quedan 7 semanas!
Jorge Lozano.

Fotos http://www.atotrapo.com/

MADRIGUERAS 2011

OTRA GRAN TARDE DEL CLUB DON QUIJOTE


Algunas fotillos de David desde la imagen.

Después de una semana en el que subieron al podio dos quijotes había quedado muy alto el nivel, y en esta ocasión no solo se mantuvo, sino que se superó. Que se consiguió doblete en los Llanos del Aguila, pues vamos a Madrigueras y conseguimos un triplete.
Las 10 Millas de Madrigueras es una de las carreras más tradicionales de la provincia, donde la gente se vuelca con los corredores y eso siempre se nota. Agradecer el reparto de la bolsa junto con la entrega del dorsal, ya que nada más terminar no apetece nada estar haciendo largas colas y que te carguen de peso, da gusto entrar como ayer y tener preparadas las mesas para reponer fuerzas y charlar un rato con los compañeros de carrera. Y aunque la organización de la carrera fue muy buena, por poner una pega, y siempre como crítica constructiva, ya que se le da un detalle a los primeros de cada categoría (que consideramos que es lo suyo, premiar el esfuerzo con cualquier detalle), queremos ver a los mismos encima del podio, que conozcamos a los mejores, que les aplaudamos.
En cuanto a la carrera en la que acabaron 705 corredores y venció Lázaro Sesa, 2 quijotes entre los 20 primeros de la general donde disfrutaron de nuevas compañías, 5 entre los primeros 50, 4 quijotes en 4’ min/Km o menos, 21 quijotes en línea de meta, 3 podios, Juan Carlos ganador de las 5 millas, Laura tercera en senior (de vuelta por sus fueros esta gran atleta) y Ascendido tercero en Veterano C, acostumbrándose a esto del podio en el presente año. A esto hay que sumar los que corrieron las 5 millas junto a Juan Carlos, Nacho, Cristina y Luisa (que ya empiezan a ser asiduas) y Agustin, que nos vuelve a dejar temporalmente para proseguir con sus entrenamientos en el Centro de Alto Rendimiento de Cantabria, te echaremos de menos y esta vez no sólo como fotógrafo, sino también como compañero de carreras.
Sin lugar a dudas estos son números de un gran grupo humano y aunque modesto, un buen Club, y todo a pesar de que no hemos recibido hasta la fecha ningún apoyo por parte del Ayuntamiento de nuestra ciudad, por lo que no me cansaré de pedir algo que es justo y bueno para todos “PISTAS PARA TODOS”, e “IGUALDAD EN EL ACCESO A LAS PISTAS”.
Finalmente el esfuerzo que hemos hecho todo el equipo en Madrigueras se va a traducir en un gran tercer puesto en la Clasificación por Equipos, por lo que seguimos luchando entre los grandes.

Jose A. Robles