3 de julio de 2011

LA GINETA 2011

Si hay alguna carrera que en un tiempo record se ha colocado entre las grandes citas del año en la provincia de Albacete, esa es sin duda la carrera de La Gineta, que en su cuarto año ya se acerca a los 1.000 participantes. Y esto no se logra por casualidad, sino que existen multitud de motivos, porque si por un lado tiene la cercanía a Albacete, por otro tiene la fecha estival en la que algunos ya han empezado las vacaciones, pero luego existen otros muchos factores que decantan la balanza, un buen trazado (prácticamente llano), un 10.000 bien medido y lo bien que nos sentimos tratados en este pueblo. Y siendo una gran cita allí se encontraban los mejores, los Seve, Raúl, Micó, Lázaro Sesa, Cózar y un largo etcétera.

En esta gran cita acudían 21 Quijotes y Dulcineas, que no está nada mal, y eso que hubo bajas de última hora, pero la representación como siempre era muy buena, volvía a la competición Raúl Reolid, nuestro quijote más joven haciendo un meritorio cuarto puesto en su categoría. Dicen que esto de las carreras engacha, y “como no va a engachar”, si nada más llegar al pueblo empiezas a ver a toda la gente, en su mayoría ya conocida y comienzan los saludos y a charlar con ellos, “buena carrera el otro día, felicidades”, “¿hoy vas a tirarle?”, “¿como llevas las molestias?” , “¡estas que te sales!”, y siempre son palabras de apoyo y de ánimo. Tambien vas viendo a los acompañantes, incluso vas viendo como crecen los chiquillos y chiquillas de los atletas que casi recien nacidos ya acompañan a sus papis y sus mamis. A estos acompañantes tambien los vamos conociendo y como se agradece su aliento en cada zancada que damos, sobre todo en los últimos kilómetros cuando más nos fallan las fuerzas.

Y después de los saludos y las charlas comienza el calentamiento y en ese momento nos mezclamos todos, los que más y los que menos corren, pudiendo incluso darle alguna pasadita a nuestros ídolos locales. Minutos más tarde y ya en línea de salida uno tiene la adrenalina por las nubes, hasta que suena el disparo de salida y comienzas a liberarla. Esta mañana nos encontrabamos junto a todos los galgos algunos quijotes dispuestos a salir a por todas, Javi, Jesús, Manolo y un servidor, que con la adrenalina que rebosaba salí lanzado a coger una buena posición, y así al paso por el kilómetro 1, voy en compañía de Fernando y Manuel Poveda, que tiran del grupo (pienso que como es posible que este rodando al ritmo de estos bestias, pero debe ser el subidón de adrenalina que continua saliendo). Terminado la primera vuelta donde nos cruzamos puedo ver como vienen por detrás y no muy lejos Javi, Jesús y Manolo, por lo que veo que estamos haciendo una buena carrera. Completo la primera vuelta todavía en un grupo nuevo para mí y con un tiempo (17’36’’) más propio de Juan Carlos o de Miguel Oliver que mío y todavía me agarro hasta pasado el kilómetro 6 donde, a pesar de que me es muy grata la compañía que llevo y muy a mi pesar los dejo marchar por delante sin ni siquiera despedirme de ellos (y no es que fuera samugo, es que no me salían las palabras), pero gracias en parte a ellos he conseguido hoy esta gran marca para mí (35’ 40’’). Ahora soy consciente de que vienen los kilómetros más complicados, los que haces solo, cuando la adrenalina ha desaparecido con la misma rapidez con la que ha comenzado a aparecer el cansancio y la fatiga, y es aquí cuando hay que tirar de pundonor y de garra, es la lucha cuerpo a cuerpo que tienes contra el crono, en la que vas mirando el reloj y haciendo cuentas al mismo tiempo. Y al paso por el último kilómetro vuelves a cruzarte con tus compañeros de club y de carrera y te vuelven a dar un nuevo empujón, cuando ellos tambien van en plena fatiga (¿como no te van a hacer que te enganches estos gestos?), te animan, te gritan, como si ya te llevasen en volandas, y en este último esfuerzo aprietas los dientes, e incluso en algunos momentos cierras los ojos, pero ya esta ahí, el arco de meta y vas viendo el reloj y compruebas que vas a conseguir tu objetivo, a pesar de que en los últimos metros te das cuenta que han inclinado un poco hacia arriba la calle en la segunda vuelta. Detrás y no muy lejos entró Javi que aunque no consiguió el objetivo inicial, consiguió una gran marca de 37’ 10’’ y al que este año lo veremos con ese 35 en un 10.000. A él le siguieron Jesús con un 38’ y Manolo que ya parece que comienza a ver la luz y al que ya solo le queda convencerse él mismo de que todavía tiene mucha guerra que dar (eso sí, tendrá que esforzarse y tener paciencia). Siento acaparar gran parte de la crónica, pero como me he tenido que ir un poco más rápido que de costumbre, no he comentado las carreras del resto y no sé mucho más, así que a ver si se anima alguno más a complementar estas letras.

Si que he comprobado la falta de nuestra campeona Laura, pero veo que su esposo ha estado muy a la altura corriendo a 4’ 26’’ y es que a este como se lo proponga lo empezamos a ver por delante.A nuestro webmaster ya lo tenemos recuperado y dando la talla cuando el equipo se lo requiere.Y en cuanto a Luisa, felicidades por otra nueva carrera, con el miedo que tenías al verano y ya ves, no ha sido para tanto. Eso sí, viendo la llegada de nuestra presidenta consorte y los gestos de su cara se da uno cuenta de que aunque tarde más tiempo en cubrir el recorrido, el esfuerzo que realiza es el mismo que los que pueden entrar en los primeros lugares.

Y mañana, a seguir entrenando.


Jose A. Robles.....