30 de enero de 2012

XORRET DE CATI. 20.5 KM / +1250 MTS

A las 5 de la mañana del domingo 29 tocaban diana para ir a correr la primera carrera por montaña de este año, al menos para mí. Esta vez es a Xorret de Catí, conocido el paraje por ser final de la vuelta ciclista a España.
Quedamos a las 6 de la mañana en el Daniel cinco intrépidos corredores a saber: Eustaquio, Jorge, Javi (del gran club independiente), José Ángel del Chinchilla y el que suscribe. Como el Daniel está cerrado y hace un frío que pela, enseguida nos ponemos de acuerdo sobre qué coche llevar. Así que carretera y manta, en 1 hora y 20 minutos y no sin algo de lío a la hora de coger el desvío para Mas del Nap (pues así se llama el sitio donde comienza la carrera), llegamos al destino.
Dejamos el coche frente al hotel Xorret de Catí y tomamos el café de rigor, algunos también toman tostada y hay alguno que pregunta al camarero si tenían sobaos de a kilo… pero no.
Después a por el dorsal. A uno de nosotros que va indocumentao, le dicen que no puede correr por no tener la licencia, le entran las 7 dudas ¿y si no le dan ni agua en los avituallamientos?...
Hace un viento de cojones que junto a una temperatura gélida hace que la gente, como podía ser de otra forma, se  acojone. ¿Me pongo mallas?, ¿camiseta larga?, ¿guantes?, ¿me dejo el parka o el impermeable?, ¿me meto en el coche y que le den por culo a la carrera?... En estas y otras cosas estaba más de uno mientras se cambiaba de ropa a la intemperie.
Bueno todo listo y ya bajo el arco de salida (en un descampao donde el viento hace de las suyas) esperamos un ratito, no sin frío, para que nos den la salida. Por fin suena un bocinazo que indica que ya podemos empezar a correr.
La gente sale como si la carrera fuesen los 100 metros lisos, no se dan cuenta que no son 100 m sino 20.5 km más 1250 m de desnivel positivo (debe ser para entrar en calor, digo yo…). La carrera comienza bajando una pista durante unos 800 m y más tarde desemboca en una senda con tendencia a la bajada que tras unos 6 km nos lleva a la parte más baja de la carrera. A partir de aquí una subida de unos 300 metros bastante empinada y por senda estrecha, produce un parón que hace que se formen los clásicos tapones también llamados colas del Mercadona. Tras la subida, una bajada vertiginosa de un diedro bastante vertical en el que, aunque no es necesario, han medito cuerdas.
Las vistas en este punto son de lo mejor, a la izquierda vemos el monte, mientras a la derecha se ve Alicante con el mar al fondo.
Sin mucho tiempo más para admirar las vistas, ya comenzamos la larga bajada que nos deja en la subida final. Una pista demasiado larga para mi gusto, nos lleva (ahora sí) a una senda que sube por todo lo alto de la cresta del monte como en toboganes simulando las jorobas de un camello. En este punto algunos van bastante justos, por lo que es el momento de adelantar. Al final una bajada espectacular nos deja ya en meta.
Nuestros tiempos discretos, van desde las 2:15 hasta las 2:47. El que ha ganado ha hecho 1:39 (este tío no tocaba el suelo).
En el avituallamiento de meta, siendo austero (también lo era el importe de la inscripción), no faltaba lo esencial. Después de esto nos cambiamos (ni que hablar de ducharse en el casetón en medio del campo) y vuelta para Albacete y a la 13:45 en casa…Impecable.
Si hay un detalle que no me ha gustado nada es que, a los que no estamos federados en la comunidad Valenciana, no nos han contado en la clasificación. En algo se tenía que notar que estamos en Valencia ¿no?
 
La carrera bien bonita, lo tiene todo sin ser muy dura. El año que viene, a volver.
(En la foto salimos bastante desfigurados, pero lo importante es el paisaje).
 
Ascendino