5 de febrero de 2012

VII Carrera de Montaña Sierra de Coto‏ by Eustaquio Puente

Ficha técnica: 22 km, 1250 desnivel +, dificultad alta.
El pasado domingo 5 de febrero, nos dimos cita en el cuartel del Bar Daniel a las 7:00 cuatro colegas del club Evasión Trail Running y un servidor para dirigirnos a la provincia de Alicante a disputar la VII edición de la carrera que se disputa en la Sierra de Coto. Como dice el Gran Kahuna de las montañas, Jorge, no todo lo que empieza mal, mal acaba. A la altura de Caudete el coche en el que nos desplazamos se quería negar a seguir y tras media hora de aplicar nuestros conocimientos mecánicos ( básicamente nulos) al coche le dió por arrancar; el destino quería que pasáramos las de Caín con la que estaba cayendo. Llegamos a la pedanía de Casa del Senyor perteneciente al municipio de Monóvar con el tiempo justo para recoger dorsal ( esta vez si me lo dieron,je,je), cambiarnos e intentar no congelarnos. 10:00, bocinazo y a patear. Para mí era la segunda edición que corría, así que ya sabía de que iba. La carrera empieza con 200 metros de asfalto y a enfilar la primera senda hacia arriba. A partir del km 3 se inicia un descenso de unos 3 kms bastante rápido. En esta parte de la carrera, el que iba delante mío estampó su careto contra el suelo, pero cuando le pregunté si estaba ok me dijo que ya estaba acostumbrado porque le solía pasar cuando corría sin gafas. Tras ese descenso, llaneamos un poco hasta el km 8. Y es ahí donde empieza lo bueno, 2 kms de subir a gatas. Al final de esa subida un vikingo nos ayudó a trepar las últimas rocas y nos dió una gominola como recompensa. Hace dos años iba disfrazado de oso. La carrera sigue cuesta arriba pero más suavemente y empieza un descenso muy técnico para enfilar la última subida fuerte donde ya ves a los primeros que bajan por el otro lado. Una vez coronas esa última subida, por la cara norte que le pegaba que no veas, toca zona de toboganes hasta el último avituallamiento y acabamos bajando 4 kms hasta meta. Los avituallamientos muy completos, aunque con el frío que hacía el agua estaba literalmente congelada y los plátanos parecían polos. Al llegar a meta empiezan a caer los primeros copos de nieve. Los últimos lo pasaron mal porque creo que arriba empezaba a caer bien. A pesar de la climatología disfrutamos de lo lindo con la carrera y con el papeo final ( sandwiches, tortillas, txistorras, butifarras, pisto, birras y tintorro). Este año bajé en 20 minutos mi marca respecto a hace un par de años. De la expedición que fuimos entré en segundo lugar. De la general el 129 con 2h 33m.
Es una carrera muy recomendable para aquellos que os gusta esta discilplina. Yo no tendría que haberla probado porque esto engancha que no veas. Ahora tengo que ausentarme un tiempo para dedicarme a otras prioridades de las que depende mi futuro. Aunque mi cuerpo ya me está pidiendo otra dosis. Cuando pase este período de ausencia obligada.......a prepara mi primer ultra!!!! 

Eustaquio......