10 de mayo de 2012

MONTEALEGRE DEL CASTILLO 2012

MALDITOS PREJUICIOS.

A veces los prejuicios hacen más daño que un pedrisco, me explico:

Hoy ha sido la primera vez que he corrido la carrera de Montealegre. Mucha gente me desaconsejaba ir por lo “fea que es la carrera”, por lo “rompepiernas” del recorrido, por que tiene muchas cuestas, por que está muy próxima a la media maratón de Albacete etc, etc...

Esta tarde cuando me estaba enfundando en mi armadura verdinegra, me he asomado a la ventana y he visto que la tarde estaba nublada y lluviosa y sinceramente he dudado hasta el último momento.

Finalmente he decidido ir, ya que había quedado con los compis del club en el Daniel.

Allí nos hemos citado un puñado de aguerridos Quijotes y una rapidísima Dulcinea, Laura.

Una vez distribuidos en los coches, carretera y lluvia.

Y yo pensaba – “seguro que nos va a caer la mundial, no, si tenía que haber hecho caso a los que me decían que no viniera”-

Al pasar por Bonete, como por arte de magia ha dejado de llover. Bueno, parece que no pinta mal la cosa.

Una vez en el pueblo a por el dorsal, cafetico con los compañeros y a calentar. La orografía de la zona no es precisamente llana, porque en contra de lo que se dice Montealegre sí que tiene monte, y no pequeño. El cielo era gris plomo , la temperatura era fresquita, con un poco viento pero agradable para correr.

En la línea de salida daba la impresión de que había menos corredores de los que anunciaba Villaescusa, él decía que unos quinientos y parecía que estábamos muchos menos.

Tras el disparo se baja por la calle principal para dar la vuelta a una manzana, subir media calle y encarar la “subidica”. La madre que la parió, es una subida larga que cuando está llegando al final se empina más todavía, y lo peor es que hay que subirla dos veces, ya que la carrera consta de dos vueltas. Después salimos por pistas para hacer un ligero descenso por un camino de viñas, para volver a la parte alta del pueblo y bajar a meta. En la segunda vuelta al subir la cuestecica notas como te flojean las piernas, hasta unos trescientos metros después no vuelves a notar las piernas.

Los quijotes que allí nos dimos cita hicimos los siguientes tiempos:


 Jordi Reolid 00:44:02

 Angel Rodenas 00:45:04

 Raul Reolid 00:45:16 ( segundo en su categoría ).

 Laura Villar 00:47:02 (segunda en su categoría ).

 Antonio Aroca 00:49:02

 Tomás Jerez 00:50:25

 Nacho Rosa 00:50:54

 Juan Carlos Segura 00:51:49

 Javier Martínez ( para servir a Dios y Usted ) 00:55:27





Tengo que decir que a mí personalmente la carrera me ha sorprendido gratamente, quizá por el miedo que me habían metido algunos agoreros, quizá porque esperaba mojarme y no me he mojado, quizá porque he corrido muy relajado y esperaba una carrera mucho más dura. Quizá porque el recorrido es variado y ameno.

Quizá por que he constatado de primera mano que es el pueblo de las tres verdades, ya que tiene monte y vaya monte, por que tiene castillo, y por que su gente además de alegre es amabilísima.

No siempre hay que dejarse llevar por las opiniones de los demás. Estoy seguro que de no haber tanto prejuicio la participación en la carrera habría sido más numerosa, creo que ésta carrera se merece tener mas participación.

La bolsa del corredor ha estado más que correcta para la que está cayendo. Camiseta guapa, botella de vino de la tierra, dulces típicos y bebida isotónica. Los avituallamientos han estado a la altura y el ágape final muy bien, con fruta, cañuscas y cascaruja.

Gracias Montealegre, volveré el año que viene. Si dios quiere.


Javier Martínez Lorenzo


Verdinegro el corazón...