2 de febrero de 2012

QUIJOTERIAS BY JORGE LOZANO...para empezar bien el circuito, ahi lo llevas

Correr engancha, así de simple, se pasan monos, se tienen subidones y te lleva a ser un esclavo. Lo podemos adornar, maquillar, hacerlo poético o incluso épico, pero somos simples drogadictos. Al igual que a mucha gente se le va de las manos el alcohol, las drogas o el juego, a tí se te puede ir de las manos el correr, porque a mi me pasó.
A correr se empieza como con cualquier otro vicio, lo pruebas y sabes que eso no es para tí, tu cuerpo lo rechaza, te imaginabas otra cosa, y no lo vuelves a probar..........o por el contrario, le coges el gustillo, repites varias veces, y cuando te vienes a dar cuenta, te ves a ti mismo mirando zapatillas frente a un escaparate.
Al principio pasa como con las hemorroides, se sufre en silencio, en soledad, eres un yonki, pero no se te nota mucho. Mientras otros hablan del partido de ayer, tu juegas con la taza de café y piensas en aquella cuesta de la calle "tal", y te sube un poco el pulso cuando decides que esa misma tarde probaras a subirla un par de veces a un ritmo acelerado.
Tu pareja nota algo, hay indicios sospechosos en tu nueva actitud hacia las visitas a los centros comerciales. Ahora de repente aceptas acompañarla a mirarse unos zapatos, y no sabe que, en realidad, tu mente está puesta en la tienda de deportes. Caminas junto a ella, haces como que la escuchas, pero te sudan las manos conforme avanzas por la galería. De repente te haces el sorprendido y exclamas: "mira, que casualidad.....ya que estamos aquí voy a echar un vistazo........pero solo por mirar". Como cualquier drogadicto, has comenzado a mentir a tus seres queridos, eres ruín y mezquino.
El dinero te quema en las manos, tienes que saciar tu ansia.........ya no sabes que excusa dar para comprar otro nuevo par de zapatillas........y empiezas a tambalear la economía familiar.

Entras en la fase de grupo. Cual alcohólico de callejón, quedas con tus homólogos en aquel arbol del parque, cada día a la misma hora, y juntos apurais unas dosis de sudor y ácido láctico. Y no dejas de mentir, sales de casa diciendo en voz alta: "voy a correr una horita" y al final te pegas tres.

Miles de hombres buscando en internet los videos marranos de Lucía Lapiedra, y tu ojeando el blog de Ser13gio o las ofertas de Wiggle, mientras eres sorprendido por tu señora que te recrimina: "¡¡otra vez ahí metido!!", y te trabas al hablar buscando una explicación, como un niño al que pillan robando en un supermercado.

Cuando el porro ya no es suficiente se pasa a drogas mayores. Ahora ya solo entiendes de ultras, entrenos brutales para carreras brutales. Miles de metros de desnivel, grados centígrados que secan o hielan.......del 100km a las 100 millas, de lo improbable a lo imposible......del avituallamiento a la autosuficiencia. Enganchado hasta las cejas, caido en un pozo sin fondo, ya no hay luz al final del tunel.

Ya no tienes identidad, ahora eres "ese que corre", y la gente se rie de tí. Correr se te ha ido de las manos. Te ves saliendo de la cama, intentando no hacer ruido, un sabado de madrugada. La lluvia golpea las ventanas, empujada por el fuerte viento, mientras el destello de un relámpago recorta tu figura en la pared. Te asomas a mirar la calle y piensas: "¡jodeeeerrr!", mientras en tu reloj dan las 5:00h. Solo un adicto terminal haría lo que tu estas a punto de hacer, salir a por una dosis en una madrugada de perros.
Luchas contra el viento para abrir el portal, y en cuanto sales, la lluvia horizontal te acribilla hasta los ojos. Con dificultad pones en marcha el cronómetro, y comienza el movimiento. Corres bastante inclinado, peleando con el dios Eolo, y un charco salta a bañarte al ser velozmente aplastado por el coche de unos jovenes que van de marcha. Te sale una risa nerviosa, se transforma en carcajada, gritas "Woooooooo!!!", el agua chorrea por tu pelo, por tu cara......te estas quedando colgado.
Cuatro horas mas tarde regresas a casa. Parado en la puerta miras hacia abajo, a tu alrededor se está formando un pequeño charco. Toda tu ropa gotea, mas allá de las rodillas todo es barro, y de tu espalda y tu cabeza emergen nubes de vapor. Mientras los tuyos aún duermen, piensas :"que ha sido de mi!!" , caminas de puntillas hacia el cuarto de baño, dejando tu rastro por todo el salón, y te metes vestido en la ducha. Has tocado fondo.

Dicen por ahí que se puede salir, que se puede dejar esta droga, incluso hay quien comenta que conoce a uno que un día también estuvo así, y que ya lo ha superado. Yo no me veo capaz, ya se que soy un cobarde, pero una vez estuve diez días sin correr y los dolores fueron terribles, me sentía nervioso e irritable.......no lo quiero repetir.

Lo único que me anima un poco a seguir adelante es saber que estas ahí, que no soy el único, que no estoy solo.
Si correr se te fué de las manos quizas estes leyendo esto, así que ánimo amigo, hay mas gente pasando por lo mismo que tu.

Quizas, cualquier día de estos, nos veamos cara a cara con un numero en el pecho, como vulgares delincuentes, y corramos juntos compartiendo esta adicción.

Un abrazo.

1 de febrero de 2012

INICIO DE CARRERAS ORIENTACION 2012

Ya se ha dado el pistoletazo de salida al circuito 2012 de carreras de orientación. Fue en la zona del Campus Universitario. Allí nos juntamos unos cuantos quijotes.
La mañana amaneció soleada pero gélida. Había numerosos chiquillos pues coincidía con una carrera escolar. Vinieron Blanca, Agustín, Mamen, Paco, Mateo, Victoria, Pilar, mis críos y casi todas las caras habituales de este tipo de carreras. Luisa apareció pero no corrió, acompañó a su hermana que estaba algo resfriada. También vimos a Javi Martínez acompañando a su hijo que hacía la carrera escolar.
El recorrido discurrió por la Universidad. Aunque nos la hemos pateado mucho en los entrenamientos, me sorprendió la cantidad de recovecos que hay por los edificios para esconder las balizas. Las carreras fueron cortas, las denominan “tipo sprint” , por tanto fueron muy rápidas, sin apenas desnivel. En 15-20 minutos acababan la mayoría de corredores. Al reconocer bien los edificios en el plano, el uso de la brújula fue testimonial. Nada que ver como cuando te pierdes en el monte.
Yo estrené categoría en Veteranos. No se dio mal. Pero aquí los corredores no son los novatos de Iniciación. Es harina de otro costal. Corren que se las pelan. Veremos si en próximas carreras mantengo la posición, que fue la 7ª. En Master tanto Blanca como Agustín hicieron un buen papel. Mamen también corrió como master (pero si eres una bollycao, chica, quítate años). El resto de quijotes hicieron lo que pudieron, pero lo que no hicieron fue una carrera “tipo sprint” sino “tipo paseo”. El cronómetro lo pararon mucho más tarde. Pero una carrera indica poco. Aquí cuenta el sumatorio de los puntos de todas las carreras. Veremos que tal nos sale el próximo domingo en Chinchilla. Como dijo Don Quijote: “Quieto Sancho, que con la Iglesia hemos topado”. Empiezan los montes, cuestas, barrancos , bancales y según dicen, mucho más frío. Pero sarna con gusto no pica.
Saludos. Brasero

31 de enero de 2012

PARA EL RECUERDO

Ahora que empieza de verdad la temporada que mejor que recordar uno de los momentos del año pasado..... Gentileza de Agustin. Imagenes.

30 de enero de 2012

XORRET DE CATI. 20.5 KM / +1250 MTS

A las 5 de la mañana del domingo 29 tocaban diana para ir a correr la primera carrera por montaña de este año, al menos para mí. Esta vez es a Xorret de Catí, conocido el paraje por ser final de la vuelta ciclista a España.
Quedamos a las 6 de la mañana en el Daniel cinco intrépidos corredores a saber: Eustaquio, Jorge, Javi (del gran club independiente), José Ángel del Chinchilla y el que suscribe. Como el Daniel está cerrado y hace un frío que pela, enseguida nos ponemos de acuerdo sobre qué coche llevar. Así que carretera y manta, en 1 hora y 20 minutos y no sin algo de lío a la hora de coger el desvío para Mas del Nap (pues así se llama el sitio donde comienza la carrera), llegamos al destino.
Dejamos el coche frente al hotel Xorret de Catí y tomamos el café de rigor, algunos también toman tostada y hay alguno que pregunta al camarero si tenían sobaos de a kilo… pero no.
Después a por el dorsal. A uno de nosotros que va indocumentao, le dicen que no puede correr por no tener la licencia, le entran las 7 dudas ¿y si no le dan ni agua en los avituallamientos?...
Hace un viento de cojones que junto a una temperatura gélida hace que la gente, como podía ser de otra forma, se  acojone. ¿Me pongo mallas?, ¿camiseta larga?, ¿guantes?, ¿me dejo el parka o el impermeable?, ¿me meto en el coche y que le den por culo a la carrera?... En estas y otras cosas estaba más de uno mientras se cambiaba de ropa a la intemperie.
Bueno todo listo y ya bajo el arco de salida (en un descampao donde el viento hace de las suyas) esperamos un ratito, no sin frío, para que nos den la salida. Por fin suena un bocinazo que indica que ya podemos empezar a correr.
La gente sale como si la carrera fuesen los 100 metros lisos, no se dan cuenta que no son 100 m sino 20.5 km más 1250 m de desnivel positivo (debe ser para entrar en calor, digo yo…). La carrera comienza bajando una pista durante unos 800 m y más tarde desemboca en una senda con tendencia a la bajada que tras unos 6 km nos lleva a la parte más baja de la carrera. A partir de aquí una subida de unos 300 metros bastante empinada y por senda estrecha, produce un parón que hace que se formen los clásicos tapones también llamados colas del Mercadona. Tras la subida, una bajada vertiginosa de un diedro bastante vertical en el que, aunque no es necesario, han medito cuerdas.
Las vistas en este punto son de lo mejor, a la izquierda vemos el monte, mientras a la derecha se ve Alicante con el mar al fondo.
Sin mucho tiempo más para admirar las vistas, ya comenzamos la larga bajada que nos deja en la subida final. Una pista demasiado larga para mi gusto, nos lleva (ahora sí) a una senda que sube por todo lo alto de la cresta del monte como en toboganes simulando las jorobas de un camello. En este punto algunos van bastante justos, por lo que es el momento de adelantar. Al final una bajada espectacular nos deja ya en meta.
Nuestros tiempos discretos, van desde las 2:15 hasta las 2:47. El que ha ganado ha hecho 1:39 (este tío no tocaba el suelo).
En el avituallamiento de meta, siendo austero (también lo era el importe de la inscripción), no faltaba lo esencial. Después de esto nos cambiamos (ni que hablar de ducharse en el casetón en medio del campo) y vuelta para Albacete y a la 13:45 en casa…Impecable.
Si hay un detalle que no me ha gustado nada es que, a los que no estamos federados en la comunidad Valenciana, no nos han contado en la clasificación. En algo se tenía que notar que estamos en Valencia ¿no?
 
La carrera bien bonita, lo tiene todo sin ser muy dura. El año que viene, a volver.
(En la foto salimos bastante desfigurados, pero lo importante es el paisaje).
 
Ascendino