20 de abril de 2012

I CARRERA "CORRE POR EL PARKINSON"

a nuestro amigo Seve....................

El pasado domingo se celebro la primera edición en Albacete de la carrera "CORRE POR EL PARKINSON", y  que su vez se celebro en varias ciudades del mundo (Chicago, Paris....)  y de nuestro país. En nuestra ciudad se contó con la participacion de unos 700 corredores y que servirán en parte para cubrir  el vació que las administraciones publicas estan dejando en las maltrechas arcas de organizaciones que trabajan por hacer la vida mas facil a personas que sufren de esta u otra enfermedad.

El parkinson es una enfermedad que con el tiempo conduce a una incapacidad de las personas que la sufren y que en cierta forma afecta también a las personas del entorno del enfermo; es una enfermedad de la que a día de hoy se desconocen sus causas y por tanto muy complicado de prevenir......  De hay que el tratamiento del enfermo por los familiares y amigos sea en este punto fundamental para hacer el día a día mas fácil.

Como enfermedad no hay que perderle la cara y hay que afrontarla como tal y es en este punto donde quiero felicitar a nuestro gran amigo y compañero de fatigas Severino Felipe,
 Seve el domingo pasado no dio a todos una lección de humildad y de superación que no todo el mundo es capaz de tener, su madre enferma de Parkinson subio con el al podium de la carrera que gano para demostrarnos a todos que esta enfermad les hace ser a el y a su madre mas  fuertes cada día y enseñarnos a todos que en los momentos dificiles es cuando hay que decirle al mundo "yo estoy aquí......"
Fueron emocionantes las palabras que nos dirigiste y solo decirte que sigas luchando por hacer la vida mas fácil a las personas que te rodean........

Gracias Seve.

Pedro de la Rosa.

18 de abril de 2012

CONOCEMOS A...... RIKY ABAD

No soy mitomano, nada mitomano. Pero en este mundo de Cristianos y Messis, de Nadales y Federers que parecen de otra galaxia en cuanto a salarios y cercanía a la gente que les idolatra, leo o escucho el nombre de Ricardo Abad y me cambia la cara. Riki es de otra pasta. Sinónimo de reto, de superación, de capacidad de sufrimiento , este navarro de eterna sonrisa se ha empeñado en que cada uno de nosotros nos exprimamos un poco mas en cada entreno. Desde que me enteré de sus hazañas me veo mas capaz de intentar "locuras".
Comenzó marcándose retos montado en una bici que colgó para enfundarse hace unos años las zapatillas y ya no se ha separado de sus inconfundibles y enormes New Balance donde quema asfalto sin descanso desde hace mas de 500 dias a traves de nuestra geografia. Recorre al menos 42.195 metros con ellas cada dia y se repone con una cerveza y una tapa o un vaso de vino y un buen guiso. Todo eso sin dejar de acudir diariamente a su puesto de trabajo y estar con su familia el máximo tiempo posible.
Siempre tiene tiempo para todo el que se acerca a el pidiendo consejo y cuando te habla y te cuenta sus batallas se nota que disfruta con lo que hace, transmitiendo su ilusión a los demás como queriendo decir..."Si yo puedo, tu también puedes...solo tienes que proponerte un reto e intentarlo. Si no lo haces quizas te arrepientas el resto de tu vida". Y así anda (o mejor dicho corre) Riki Abad, redoblando esfuerzos para intentar el mas difícil todavia, correr 1000 maratones consecutivos. Las cifras asustan a cualquiers, pero el sigue a lo suyo, arrancando páginas del calendario.
Desde nuestro humilde club seguiremos todas las batallas de este "quijote"...ya le quedan menos "gigantes" por derrotar!!! Hoy debe estar enfrentándose a su 571 maratón consecutiva...ahi lo llevais. El que quiera que lo repita.
Jorge

17 de abril de 2012

MINAYA 2012

EL QUE LA SIGUE, LA CONSIGUE, Y A VECES, EL QUE NO…………………TAMBIEN.



Esto es lo que suele ocurrir cuando ponemos mucho empeño en algo que al final consigue, también valdrían otras expresiones como “tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe”, o simplemente, “se veía venir”, pongamos en este caso al “plusmar” por ejemplo. Bueno el tema es que sobre lo que quiero reflexionar hoy en voz alta, es la presión, compromiso o exigencias que nos autoimponemos en el atletismo popular, muchas veces sin necesidad. Esos entrenos espartanos, ese “……..Hoy entreno aunque no tenga ganas porque tengo que completar km”, ese día que a medio entrenar te miras el reloj y piensas “vaya tela que me queda media hora aún”, ese día que llueve en plan diluvio y tu preparado en casa con el chubasquero y prometiéndote a ti mismo que si para un poquito pa la calle, no sé………………….son tantas y tantas situaciones las que ocurren y todas con el único fin de conseguir el ansiado objetivo.

Foto gentileza de J.Talavera
Bien pues esto es un poco una autobiografía de entrenamientos (y seguro que también de muchos de vosotros) de los diferentes retos que nos planteamos a lo largo del año, buscando los mejores resultados en maratón, media o los 10 km, unas veces con éxito y otras sin premio. Y reflexiono sobre esto porque el otro día en Minaya me tocó vivir la segunda parte del título de este pequeño relato, el …..Y A VECES, EL QUE NO,…..TAMBIÉN, y la verdad es que es ciertamente agradable, y placentero, tal vez por el objetivo, tal vez por la sorpresa de haberlo conseguido sin esperarlo, o incluso por pensar que “……sin buscarlo mira, ……..pues si lo llego a buscar…….” El caso es que conseguí mejorar mi registro en los 10k, y terminé más contento que unas castañuelas, pero a lo que voy, y que es realmente importante, es que muchas veces hay que relativizar la importancia de los entrenos y ser más flexibles teniendo en cuenta otros muchos factores como el descanso, el ocio personal, la vida familiar,…….. que nos aportan mucha estabilidad a nuestro día a día y eso sin duda se nota sin darnos cuenta en nuestras carreras. A veces sin preparar tanto, solo dejando las que las cosas sigan su curso, los objetivos también se cumplen y se consiguen. Trabajando por supuesto que también, y que muchas veces todas esos esfuerzos y situaciones delirantes que pasan por la cabeza del atleta popular se transforman en satisfactorios, porque me he reído mucho mientras me mojaba, he aguantado y al final la satisfacción fue muy grande, etc….……… Y al final y sea como fuere, y sin saber yo mismo si el fin justifica los medios, o es más importante el proceso, lo cierto es que creo que tenemos que encontrar la forma de la que más disfrutemos el ATLETISMO POPULAR, incluso aunque tenga que subir cuestas por el campo con el único objetivo de compartir un buen aperitivo con unos compañeros que curiosamente conocí corriendo.

En lo que a la carrera se refiere, un 10.000 raspao (según los gps faltaba algo), 2 vueltas a un circuito urbano, y una muy buena organización con el pueblo en la calle, que para la tarde de perros que hizo, estuvo muy bien, y del equipo, como buenos galgos salimos a correr 14 quijotes dispuestos a completar las 2 vueltas al circuito, con la esperanza de que unos de esos suspiros que lanzaba el dios EOLOS, nos lanzará directos a la meta, aunque por las caras de muchos y viendo las fotos de Gabi, más bien fue la pelea entre el hombre y el viento, que se libraba esquina tras esquina. Vencieron los diferentes quijotes al crono y al tiempo, y desde un servidor que paro el crono en los 36:21 hasta Luisa que lo hizo en 58:28 los quijotes fueron llegando a meta destacando la grandísima participación de Laura Villar (2ª senior femenina) y Raúl Reolid (3º en junior masculino), que fueron los que representaron al club en lo más alto. De las “clasis” también se extraen unos datos importantes para el club ya que contamos nuestra participación con 2 atletas por debajo de los 4 min/km (Javi y Jordi) otros 8 por debajo del 4:30 min/km (Laura, Julián, Tomas, Héctor, Raúl, Aroca, Nacho y Segura), 2 por debajo de la barrera de los 5 min/km (Angel el presi y Carrillo) y otros 2 quijotes Antonio Motilla 5:15 y Luisa que logró vencer la barrera de la hora con holgura en el día de su cumpleaños, donde además le regalaron unas zapatillas para destrozar el crono. Tras la carrera se agradeció el aperitivo post-competición a cubierto, aunque con el inconveniente de ser solo para los atletas. Desde mi punto de vista el post-carrera debe ser un punto de encuentro entre atletas, y familiares, no olvidando que son muchísimos los que se desplazan tantos km como los corredores y que aportan su “granazo” de arena en el circuito, porque sin sus ánimos, sin su acompañamiento, sin sus aplausos, ……… no sería lo mismo, por lo tanto pido por favor a las organizaciones vean la forma de hacer esto, que alguna habrá, aunque toquemos a menos patatas y cervezas. Y bueno pues de la carrera no os he contado mucho pero enrollarme un rato ggggggggggggggggggggggggggggggggggggg.

Javi Robles.

16 de abril de 2012

CASAS IBAÑEZ 2012


LA TOLA Y LA MADRE QUE LA PARIO
Con la que estaba cayendo a eso de las 15.30 cuando estábamos tomando café en Los Corzos, no podía dar crédito a mis ojos al ver la caravana de descerebrados que se dirigía a CasasIbáñez. Uno se pregunta: ¿Qué tiene que caer del cielo para amedrentar a tanto loco?, quizá cuando caigan meteoritos, la estación espacial internacional, el Cometa Haley, o como dice mi madre "rayos encendíos", igual la gente se plantea ir o no ir a correr.
Durante el camino ha caido la mundial, todo hacía pensar que no podríamos correr, y las nubes que se veian sobre la manchuela no hacian presagiar nada bueno. Nos hubiera gustado tener uno de esos cohetes con nitrato de plata que tiran en el campo "pa espantar el nublo". Solo me quedaba la esperanza de que fuera un "nublo recortón", uno de esos que cuentan que te mojan una manga de la chaqueta mientras la otra permanece seca.
A medida que nos acercábamos al pueblo se adivinaba un claro de sol sobre la zona, no sabíamos si era por que ahí terminaba el nublo recortón o por que Mamen-sun ya había llegado al pueblo...
Sea como fuere, la situación era muy cambiante, tan pronto llovía como hacía sol, y todo sin dejar de soplar un airazo de mil demonios.
Una vez allí, nos dirigimos a la Monumental de CasasIbáñez, cuando me iba acercando a la plaza me daba la sensación de estar en una tarde de toros, menudo ambientazo.

 La recogida de dorsales en los pasillos de la plaza recordaban a esas tardes de llenazo, con algunas ligeras diferencias en el tiempo ya que lo de sol y moscas.... o diferencias en la gente, como por ejemplo en la vestimenta, o la diferencia del olores, el olor a colonia cara y puros buenos en una tarde de feria, o el olor a vaselina, réflex y compañerismo en una tarde de carrera. No sabría decir cual de las dos me gusta mas.
Ya en la línea de salida se podía ver a corredores pertrechados con todo tipo de prendas por lo que pudiera caer.
El viento no dejaba de soplar, y el suelo estaba totalmente embarrado, así que para quitarse los remilgos, nuestro Jorge Lozano empezó a chapotear en todos los charcos que encontraba a su paso, parecía un crío pequeño con cachuscas, ni que decir tiene que las caras de los corredores que venían alrededor eran un poema. Tanta montaña es lo que tiene...
Tras recorrer los primeros kilómetros de falso llano, llegamos al descenso bastante empinado que da a la hoz del río. El suelo era todo barro, con los problemas de tracción y frenada que eso supone. En algún momento dudé si lo que estábamos pisando era barro o eran restos orgánicos dehechados por algún corredor laxo ante la proximidad de la temida Tola. Desde luego el color y me atrevo a decir que la textura eran iguales, lo del olor no sabría decirlo ya que con tanto viento...
Cuando terminó el descenso llegaron unos toboganes ya por asfalto, para ir preparando el cuerpo ante la que se avecinaba. Al cabo de unos cuantos toboganes veo a mi derecha una fila serpenteante de corredores que empezaban a subir por una cuesta imponente. Ya está aquí, ya llegó, La Tola y la madre que la parió.
La subida es agónica, Jorge me iba esperando, tuve que andar en algunos tramos, me consolaba ver que no era el único, ya que atletas de la talla de Sebas del Dos quince, también anduvieron como Jesús sobre las aguas. Lo de la talla de Sebas que nadie se lo tome por donde no es, me refiero a la talla atlética, humana y gastronómica del mozo, que no es moco de pavo.
Lo peor de La Tola no es solo la subida, que ya está bien, si no que durante los dos kilómetros posteriores no sientes las piernas, no terminas de recuperar.
Al poco de coronar la dichosa Tola, se llanea en ligera bajada hasta el pueblo. En ese trayecto el viento que tanto nos había perjudicado en la primera parte, se puso de nuestro lado, facilitando un poco el trote. Una vez en el pueblo se callejea hasta la meta junto a la plaza de toros.
Durante ese tramo el público nos vitoreaba, en ese momento me sentí inmortal como un general de la antigua Roma, entrando triunfal hacia el coliseo en olor de multitudes, mientras mi consejero me decía, "recuerda que eres mortal, que solo eres un hombre"....
Cuando lo que en realidad estaba oyendo era decir a Jorge - "Javi, recuerda que nos ha adelantado hasta Sebas..... date prisa hombre"...
  
Volveré, si Dios quiere...
 
Javier Martínez Lorenzo
Verdinegro el palomar....