30 de mayo de 2012

CAMPEONATO DE ESPAÑA DE VETERANOS DE MEDIO MARATON

Después de un invierno de cross y una primavera preparando el 10.000, llegaba el momento de asaltar la media maratón, esa distancia que tanto nos gusta a la mayoría de los corredores.

            La cita ya estaba marcada desde hace tiempo y era la Media Maratón de la Reconquista en Cangas de Onis, ya que coincidia con la celebración del Campeonato de España de Media Maratón de Veteranos. Por lo que la preparación de dicha prueba ya empezó desde hace varios meses y han sido muchas las horas de entrenamiento, en la pulgosa, en el gimnasio, en las pistas haciendo series, en Chinchilla, por el parque, por la vía verde, por la circunvación, por la AB-20, etc..., horas que han sido en su mayoría agradables porque casi siempre he compartido entrenamientos con muchos compañeros y amigos, tanto de este club como de otros, y que en un futuro espero seguir contando con vuestra compañía, aunque esta vez por la circunstancias que casi todos conoceis, no será en las pistas. Pero vamos, que eso es lo de menos, son muchos los sitios por donde se puede correr.

            La media la estaba preparando para conseguir mejorar la marca, en principio bajar de 1h 20 todo lo que se pudiera, pero al ver el recorrido parecía que no iba a ser nada fácil realizar una buena marca, por lo que me decidí realizar también la Media de Albacete. Dos grandes medias en 15 días, Albacete para hacer marca y Cangas para el Campeonato de España. Así me lo aconsejó un amigo y gran atleta, era posible recuperar en 15 días, así que me animé y lo hice.

            Con estos antecedentes parto el jueves con destino a tierras asturianas, haciendo parada y fonda en la Ciudad Imperial, para proseguir el viernes a los dominios de Don Pelayo. Ya por la tarde, a tan solo 10 kilómetros de Cangas de Onis, monto el lugar de concentración, en un bonito pueblo llamado Arriondas, donde da comienzo el famoso descenso del Sella, y que os recomiendo que realiceis alguna vez. Un paseo por este lugar antes de la cena sirvio para estirar un poco las piernas del largo viaje,  bueno y tambien para ir fichando todas las sidrerias que había, aunque todavía no era el momento. Así que tras comprar un pequeño entrecot regreso a casa para dar cuenta de él y proceder al descanso del guerrero, que debía estar cansado al juzgar por la forma de coger el sueño durante el partido de futbol de la final de la Copa del Rey.

Fotos de Agustin desde la imagen.
            Ya por la mañana, me despierto sin despertador, tranquilamente a prepararme un buen desayuno mientras me asomo por la ventana observando los picos de europa aún nevados, menudo paisaje, una maravilla. Y con esa tranquilidad y belleza que tienen estos pueblos de  montaña, me dirijo hacia Cangas de Onis para recoger el dorsal y ya de paso inspeccionar el recorrido de la carrera (por supuesto, en coche). Así me dirijo hasta Convadonga y desde la privilegiada vista del vehículo, si vé una carretera que tiende a subir, aunque no parece demasiada empinada. Eso sí a un kilómetro y medio de Santuario de Convadonga miras hacia arriba y piensas “virgencita, virgencita,¿por qué te fuistes tan arriba?”, aunque siempre buscando lo positivo dices “bueno, total es poco más de un kilómetro y luego toca bajar, allí recuperaremos”.

            Una vez investigado el recorrido, vuelvo de nuevo al lugar de concentración, Arriondas y allí toca otro paseo antes de comer, esta vez por la ribera del río Sella, en el que se vé pasar mucha gente haciendo el descenso en piragua, el día ha salido con un sol que empieza a apretar por encima de 20º. Va siendo hora de comer y esta vez cambio el futbol por los entrenamientos de F1, siendo estos una buena compañía para una siesta, que se vé interrumpida por la llegada del resto de la expedición, Agustin y Ana. Ana: “hola cariño, ¿que tal estas?, Agustín: “hola, ya estaras preparado”, “¿que marca piensas hacer?. Jose: “Agustin, ¿ves esas montañas tan bonitas?, haz unas fotos mientras me voy terminando de preparar”.

            Y al ratito partimos rumbo a Cangas de Onis, donde ya esta lleno de gente y hay mucho ambiente, aparcamos y vamos a tomarnos el tradicional café de antes de las carreras, para después empezar a calentar, donde nos encontramos con la expedición del Club Atletismo Albacete, a los que saludamos, charlamos un rato, nos deseamos suerte y compartimos con algunos calentamiento. En estas carreras tan lejanas siempre te acabas llevando una grata sorpresa y esta ocasión fue durante el calentamiento fue el cruzarme con Gerardo de Valladolid de más de 50 años, con el que compartí una gran cantidad de kilómetros durante los 100 kms. de Bezana (Santander), y que realizaría un gran campeonato con una marca de 1h 17'. La lluvia tampoco quiso perderse la cita y apareció media hora antes de la salida, siendo algo intensa en algún momento, aunque para el inicio de la carrera nos respetó.

            Y así, a las 6:30 nos dirigimos al Santuario de Convadonga, esta vez corriendo, pero a gran velocidad. Salimos junto al puente romano, aunque las fotos ya las habíamos hecho antes, porque fijarte, no te fijas mucho, atravesamos el pueblo y cogemos carretera y enseguida tomamos el cruce hasta el Santuario, el recorrido bonito, bonito, por una carretera con curvas cubierto todo de verde que no estamos acostumbrados a ver por aquí abajo, y al mismo tiempo duro, sobre todo el antes mencionado último tramo el cual cuando estas subiendo ves como empieza a bajar algunos. El primero James Moiben, que sería ganador de la prueba y detrás no muy lejos y en solitario Rachid, que sería en línea de meta Campeón de España, detrás un rosario de corredores, y viendolos a ellos por no mirar la subida que había por delante llegas a la misma entrada de la Gruta donde se encuentra la Virgen y allí damos la vuelta, sin apenas tiempo de saludarla.

            La bajada en un primer tramo rápida, aunque nunca se recupera el tiempo que se pierde subiendo, y después se hace más tendida, por lo que si no has guardado fuerzas aunque sea bajada hay que mover mucho las piernas. Llegando a los últimos kilómetros, entre 3 y 4, la cosa comienza a llanear y ese trozo quizá sea uno de los más complicados, las fuerzas flojean y es difícil mantener el ritmo.
            Pero una vez llegas al 20 y empiezas a entrar de nuevo al pueblo de Cangas de Onis, ya parece todo más fácil, “será porque piensas que ya solo te queda un kilómetro para sufrir y que se acabó” y miras al horizonte y ves el arco de llegada, “que cerca y que lejos”, y la gente te anima, y Agustin preparado con su cámara para captar el momento, y ya te fijas en el reloj en busca de ese tiempo bajo el arco de llegada para pararlo en 1h 18' 34''. Lo conseguí, nueva marca, en 15 días bajé de nuevo la marca en casi un minuto y tiempos a los que le doy más valor, en Albacete por las condiciones de calor y aquí por la dureza del recorrido.

            Felicitar a los compañeros del Club Atletismo Albacete que se traen varios triunfos individuales y por equipos y mención especial al Campeón de España, Rachid y a Aberlardo subcampeón de España. Rachid sucede como campeón de España a Seve, que no ha podido defender el título por una inoportuna lesión, me hubiera gustado ser testigo de un bonito duelo entre ambos, aunque a este par de dos les queda todavía carrete.

            Y esta gran carrera no podía culminar de otra manera que no fuera con una celebración en las sidrerias y alguna felicitación que otra por parte de Agustin: “lo podías haber hecho mejor”, pero eso ya es otra historia que contaremos tomando una sidriña en la pulgosa.

29 de mayo de 2012

Abengibre 2012, by Mamen sun


Fotos de David desde la imagen.
El pasado sábado  se celebro la VI Carrera Popular de Abengibre, en una tarde soleada pero con un viento reparador. Tras las medias de Almansa y Albacete, esta es una prueba  “familiar” que ha contado con la asistencia de 530 atletas. Es espectacular como este pequeño municipio se vuelca en la organización de la prueba, y donde se cuidan todos los detalles, a destacar los numerosos voluntarios, los 3 puestos de avituallamiento de agua y la nutrida bolsa del corredor.   


El recorrido de 10 km no presentaría ninguna dificultad si se suprimiera la interminable cuesta inicial; de un año para otro, olvido lo dura y extensa que es; este año he roto con mi tradición de pararme, será cosa del gastro-training???, mas bien el mérito se lo debo a mi compañero de fatigas Pedro Cifuentes y todas sus pulsaciones. 

Abengibre ha celebrado el bautismo de un nuevo miembro de la familia verdinegra, “Pedro López”, con quien esperamos compartir muchos momentos.

El acto ha sido oficiado por  Javi Robles (0:38) y Jordi Reolid (0:41). La consagración estubo a cargo de Laura Villar (0:44) y Raul Reolid (0:46), quienes quedaron 2º en sus respectivas categorías.

Destacar la activa participación de los chicos del coro: Julián Robles (0:44), Ascendino Gómez (0:44), Antonio Aroca (0:47), Laureano García (0:48), Antonio Carrillo (0:50), Nacho Rosa (0:51), servidora (0:56) y Luisa Gómez (1:05) quien finalmente ha optado por no contar a los feligreses que llegan detrás de ella.

Tras recibir la bendición en meta del Sr. Villaescusa, nos dejamos tentar “a la sombra de los pinos” por un abundante refrigerio y nos marchamos en paz.
 
 
Gracias Abengibre.