18 de julio de 2012

CAUDETE 2012

Caudete: Cabeza del Vinalopó o Fuente de Agua´. Sin duda deja a las claras lo que acontecía en el ambiente caudetano. Caudete nos recibió con aire, mucho aire, pero con una gran humedad que se dejó sentir en los primeros kilómetros.
Laura me dijo que íbamos pocos del club. ¡Copón, y tan pocos! 4 elementos representamos al club en esta bonita localidad, intentando dejar lo más alto posible la imagen verdinegra.
A las 9 y cuarto de la noche aparecía la viuda de Amorós. En la mano una pistola cuál pergamino que al disparo se abría y soltaba a `Los Cuatro Jinetes del Apocalíptico Don Quijote´ dirigidos a la gloria personal.

Foto gentilieza del Rincon de Gabi.
- En cabeza un Caballo Blanco, montado por el Jinete de la Victoria, Raúl Reolid, perteneciente a la `saga de los Reolid´, que junto a los `hermanos Robles´ se erigen como las estirpes más fuertes del Circuito. Tercero en su categoría y menos mal que le dieron trofeo porque, si después de esperar una hora para recoger dicho metal le entregan una botella de aceite, como se estaba temiendo, la Reina de las Fiestas hubiese acabado huntada del oro líquido español.

- Tras él, un Caballo Negro, montado por la Jinete del Hambre, Laura Villar, que sigue hambrienta de carreras, empeñada en mejorar y mantener la forma de cara al reto de su segunda maratón marcada con una gran cruz en el calendario y en hacer en este circuito su mejor clasificación.

- Después, un Caballo Bayo, pálido, sobre el que trota el Jinete de la Muerte, Héctor Plaza, que meto miedo por la cara que llevo en todas las fotos, más cerca de la muerte - extenuación que de otra cosa.

- Por último, cerrando grupo y vigilando la manada, un Caballo Rojo, cabalgado por el Jinete de la Guerra, Juan Carlos Segura, gran corredor y que, pese a su poco tiempo para entrenar, también se ha sumado a ese salto de calidad que el club ha dado este último año, mejorando tiempos en esos pueblos de dios. Sigo pensando que, con permiso del `maestro Rodrigo´, tiene las piernas más futboleras del club, gg.

Así comenzaron las hostilidades dirección al paseo que transita ante la Ciudad Deportiva Antonio Amorós, por el que pasamos `3 veces´, estando amenizado por una gran ducha y avituallamiento, del que muchos hicimos uso en el km 1, dejando a las claras que el calor haría de la carrera un acto heroíco.
Conforme empezó a caer la noche, el aire se convirtió en un `agradable fresquete´que nos ayudó a completar la carrera. Como siempre, mucho ambiente en las calles, en las terrazas de los bares, en la piscina y, como todos los años, la carrera coincidió con una boda. Es curioso pero año tras año siempre se casa alguna pareja ese fin de semana, recordando cómo hace unos años nos increpaban familiares de unos contrayentes ya que teníamos cortadas muchas calles por las que discurría el tradicional séquito nupcial, ggg.
La organización de 10, hasta ludoteca para que los `papis corredores´pudieran dejar sus niños realizando actividades mientras corrían, vuelo de cometas, concurso canino, piscina gratuíta, aparte de los masajes y excelente cena `para todos´, destacando esto último ya que las familias que se desplazan tan lejos de su casa para acompañar a los corredores agradecen que se les deje entrar a la invitación como a uno más. Y eso la organización de Caudete lo sabe y lo tiene en cuenta. Por algo es la carrera más longeva del circuito y que si Dios quiere, me tendrá en su línea de salida el año próximo.

Tiempos de los verdinegros:

- Raúl Reolid, 3º en categoría junior con 44:58 m.
- Laura Villar, 2º senior y 5º en la general, con 47:25 m.
- Héctor Plaza, con 47:26 m.
- Juan Carlos Segura, con 54:55 m.


Esta semana, antes de la `carrerita de Fuenteálamo´, Laura y Ángel, junto a Adolfo Osuna del CA Molinicos, se han embarcado en la bonita aventura de completar la travesía Albacete - Alcaraz. Se trata de hacer el recorrido en 4 etapas, de lunes a jueves, que discurren por la Vía Verde y Ruta del Quijote y que cuentan con la distancia de una Media Maratón diaria. `Regular la becicleta´, que dirían en Tomelloso.

Como diría el guitarrista Javi Martínez, a la sazón acompañante del vocalista Lauri, echaos una `mantica´para Fuenteálamo. Nos vemos. Un saludo.

Héctor Plaza