7 de noviembre de 2012

ALCARAZ 2012


…Y por fín llegó la carrera de Alcaraz, mi pueblo, y como no…con ella llego el mal tiempo, y es que la pongan cuando la pongan, siempre hace mal oraje el dia de la carrera. Los días previos sin parar de llover, frío, viento,…todo apuntaba a que el domingo la cosa no iba a variar mucho…y asi fue, aunque el dia amaneció malo malo, conforme fue abriendo la mañana, al menos se quitó el frío, y los que nos abrigamos mucho al principio pasamos hasta calorcete…
En fín…después de los saludos quijotescos correspondientes, las miradas al cielo y la foto de rigor , a las 11 en punto y cuando la pistola quiso funcionar      ( porque no disparaba ” ni patrás “), comenzamos a bajar por la calle mayor para enfilar el “caminito” que íbamos a llevar durante 16 km ni más ni menos.
El camino no estaba mal, lo esperábamos peor y con más charcos…aunque algún quijote no quiso dejar pasar la oportunidad de bañarse en alguno de ellos cuando apenas llevábamos un par de km recorridos, también es mala suerte…El caso es que personalmente hasta llegar a la aldea de La Hoz las pasé un poco canutas por el trancazo que llevaba encima, menos mal que llevaba a Ángel tirando de mi (como siempre ultimamente) y llegamos a la carretera de Cortes bastante mejor  y con otro ánimo, y es que una vez que sales de ese camino se ve todo más fácil ( bueno, es un decir jejejeje).

Por fín cruzamos el Santuario entre los  aplausos de la gente que se había desplazado hasta allí para vernos pasar y los visitantes que se encontraron con un grupo de “locos” corriendo bajo la lluvia y el viento. Y es que allí empezó a caer “la mundial”, el viento soplaba con más fuerza que nunca y entonces sí que se agradecía llevar manga larga…¡¡¡muchacho , qué temporal!!!
Bajamos y subimos las cuestecicas del río y a lo lejos veíamos la almazara (por cierto, el aceite es ecológico, muy bueno), detrás ya la Alquería (complejo de casas rurales ) y al torcer la última curva…..el pueblo  nos esperaba en todo lo alto… a sabiendas de que era la última cuesta que íbamos a subir, nos la tomamos con filosofía hasta llegar al principio de la Calle Mayor por donde algo más de una hora antes habíamos bajado más frescos que una rosa…
La Calle Mayor se sube sin sentir, como dice un amigo “como una instalación”   ( jejeje), a lo lejos la Plaza Mayor con sus dos torres presidiendo, la gente que esperaba nuestra llegada, la familia , Villa (nuestro Villa), dándolo todo detrás del micro, … y mis dos soles esperándome para correr conmigo…eso no tiene precio,ainsssss.
La verdad es que todas las carreras tienen su algo especial, por distintos motivos, pero quien haya tenido la oportunidad de correr en su pueblo estará de acuerdo conmigo en que es un sentimiento único, a pesar de que se puede mejorar mucho mucho mucho…….. es una pena si este ha sido el último año de carrera, ojalá no sea así.
Por lo demás, creo que todos los Quijotes, Dulcineas,Chinchitrainers,Dosquinceños…. Lo hicieron muy muy bien, a pesar de que el dia no acompañó mucho y apetecía más estar en casa que otra cosa…aun tuvisteis un par, para plantaros a 80km de Albacete para correr…gracias por venir!!!
Nos vemos en la Ossa de Montiel o en Las Navas, la de Yeste,  Ángel, Miguel  y la que escribe nos la saltamos porque tenemos una cita en Valencia…
Ánimo!!!! Laura Villar........