26 de noviembre de 2012

NAVAS DE JORQUERA 2012

 
                                                   Fotillos de David. Desde la imagen.....


Sábado, 13,30h. Pienso preparar un aperitivo-comida suave pero variada. A las 15´00h. hemos quedado en el Daniel para irnos a la carrera de las Navas de Jorquera y no es cuestión de ir con la barriga muy llena, ¡ay que pronto, no puedo echarme una siestecica! Pensando que en el km 2 aproximadamente me iban a ir subiendo rápidamente sensaciones desagradables por la garganta, cosa que me ocurre siempre cuando corro por la tarde, me abstendré de cocinar algo contundente, además no tenía ganas. En fin poca cosa: setas a la plancha, boquerones en vinagre (ni los probé por si acaso), ensalada con tomate, gambas al ajillo, plato de embutidos y queso.Bueno pues, nos juntamos unos cuantos a tomar un café rápido antes de distribuirnos en los coches, invita Julián que es su cumpleaños y todos tan contentos. Vamos en dos coches, Julián, Agustín, Pedrito, Ángel Plaza y Alejandro  que conduce el suyo, y en el otro: Alfonso, su mujer Sara y el pequeño Pablo (parlanchín en suajili hasta que se duerme diez minutos después) y yo. Trayecto tranquilo y con buena conversación y buenas sensaciones, gracias familia.Llegamos al pueblo y vemos que hay un montón de gente, ambiente agradable en cuanto a lo climatológico y social. No se puede pedir más, saludos por aquí y por allá, foto que nos hace David y a tomar posiciones. Es la última carrera del circuito en esta temporada y los ánimos de los corredores y público están muy altos.
Hago la primera vuelta con Agustín y vamos bien, aunque no sé porqué no estaba señalizado ningún kilómetro y no sabíamos muy bien el ritmo que llevábamos. Agustín no se había llevado su diminuto GPS y me parecía que estábamos muy atrás. Bueno esto no es novedad pero....
A lo lejos veíamos, como siempre una larguísima columna de corredores multicolor (bueno los corredores no, sus camisetas), claro debería decir mejor: “una larguísima columna multicolor de corredores”, pero entonces no habría chiste, aunque sea malo.
Terminamos la primera vuelta bastante bien y al cruzar la meta, unos metros más adelante, una mujer de cierta edad, muy animosa ella, con bata de guatiné, zapatillas de estar por casa y calcetines largos, vocifera algo que no puedo moralmente repetir (lo prometí) en forma de cuasi-alarido a mi acompañante. Yo creo que le estaba “tirando los tejos” y nos reímos por lo menos durante los siguientes 300 mts. Poco antes de la mitad de la segunda vuelta, me encuentro con fuerzas de intentar tirar un poquito más rápido para ver si consigo cumplir mi objetivo, conseguir quitar el “6” de mi promedio por kilómetro. Agustín me dice que siga yo delante, voy mirando cada dos por tres hacia atrás para ver cómo va él y me voy animando. Espero conseguirlo y cuando me quedan apenas 200 metros para llegar veo que viene a por mí Ángel Plaza para acompañarme, pero le digo que vaya a por Agustín que yo voy bien. Gracias Ángel.
Por fin llego a la meta y me desilusiono cuando veo mi reloj: no lo he conseguido. Me encuentro con Alfonso y me dice que va al coche “un momentito” para cambiarse,  me voy con él no vaya a ser que luego no lo vea y no tenga mi macuto. Espero charlando con Sara, nos vamos a tomar el refrigerio, animamos la llegada a meta de Gossi  y sus “taitantos” acompañantes Dosquinceños (que grupete más majo, felicidades Gossi), busco ansiosamente un servicio para poder lavarme un poco y cambiarme de ropa, por fin lo encuentro y llego a tiempo de poder tomarme una cervecica fresca y unas patatas (en los platos ya no queda casi nada). Los demás del Don Quijote ya se han ido, no me ha dado tiempo más que a saludar a Laura, los Reolid, Laureano y Esperanza, Carrillo y pocos más. Sabía que se les había dado bastante bien a todos en general. Que buen sabor de boca había dejado esta carrera en general a todos los participantes, se notaba que era la última. Nos quedamos un poquitín a ver la entrega de premios y nos vamos al coche, justo en ese momento me suena el mensaje del championchip con mi resultado: ¡Bien, si resulta que lo había conseguido! Me comenta Alfonso que el recorrido era de 8´350km, por lo tanto sí que logré bajar de 6min/km. ¡Albricias, guay, yupi, genial, estupendo, magnífico, rezapateta!
Llego a casa y miro las clasificaciones, sitúo el cursor en la pestañita esa que pone último y empiezo a contar: 19 detrás de mí. ¡Bien en la próxima más!, espero.
¡Ay… en fin, contentísima! Un buen broche final de circuito. Creo que todos terminaron contentos en general y ahora a prepararnos para el siguiente, buena suerte para todos.
Nos quedan los entrenamientos, gastros, carreras benéficas, recuperación de lesiones, quedadas, más gastros, rodajes, más gastros, series (los hay que hacen eso), maratones, algún gastro , orientación, búsqueda de setas, los que se animan con duatlón, senderismo, karaoke, montañismo (también los hay), natación sincronizada en barro, gastro…¡qué vida más dura la del corredor Popular!
¡Será que no son variados los Donquijotes! ¡A seguir así!
Pd.: Sé que mis crónicas son muy individualistas, es lo que tiene ir de los últimos, mi perspectiva de la carrera siempre viene dada desde el final de la cola, lo siento pero no puedo explicar más detalles de los que ganan, a no ser que me doblen, y a los comentarios post-carrera de nuestros miembros de club suelo llegar tarde. Aparte que tengo mala memoria. Bueno pues mirad las clasificaciones, hay que conformarse. ¡Sois todos unos valientes! y buenos atletas populares, es un placer pertenecer a este grupo, enhorabuena.

Saludos. Luisa

CARRERA AMNISTIA INTERNACIONAL

 
Una nueva carrera se une al calendario local de carreras y en esta ocasion tambien por una buena causa. El proximo 9 de Diciembre.
 
mas informacion e inscripcion.......