1 de mayo de 2013

MEDIA MARATON DE AGUILAS 2013

Albacete 27 de abril. 07’35h Am. 12,05 h. antes de MM.
 
Me levanto de la cama como si no hubiera dormido, enciendo el ordenador mientras me tomo un buen café, veo que Agustín está conectado, chateamos un poquillo. -¿Qué tal los nervios? –fatal, creo que no lo voy a conseguir, - que sí, ya verás, - huy, no sé me parece que me he metido en camisa de once varas, - tú tranquila, - Bueno vale, la china pa ti, -gracias, - suerte, - ya hablamos, besos.
9’15 h. Am Ctra. Murcia-Gasolinera.
 

 
Quedamos con el resto de la expedición DosQuinjoteña y llegamos los primeros, saludos, impresiones, nos acordamos de Alberto y Mª Jesús, que pena. ¡Ala venga! carretera. Nosotros seguimos a un coche negro modelo citroen picasso que es el de Fernando. A la cabeza de la comitiva circula Sebas, detrás va Fernando, luego nosotros y en la cola Luis Gomariz. A los pocos minutos empieza a llover, al pasar Pozo Cañada, más lluvia, seguimos al coche negro: -Lu: parece que va un poco despacio Fernando ¿no?, -Ángel: qué va, será por la lluvia y nosotros no tenemos costumbre de correr. Nuestro coche hace cosas raras, a mí me empieza a entrar el canguelo pero me estoy calladita. Más o menos a la altura de Minateda Ángel se decide a adelantar al coche negro por si acaso con la lluvia nos hemos equivocado, efectivamente giramos nuestras cabezas hacia la izquierda y nuestra sorpresa es que el conductor ha envejecido unos 30 años y va sólo. Mier… ¡no son ellos! Yo pienso: Seguro que van un montón de km. por delante pensando qué narices nos habrá pasado y porque vamos tan despacio. Bueno, poco después los encontramos, el coche sigue temblequeando como si fuera un tractor, parece un burro en las cuestas y yo le voy dando manotazos al asiento como si estuviera arreando a la mula, arre, arre. Sebas a estas alturas, creo que iba ya de los nervios, los demás pizcas-pajas, Ángel impasible hace como si no estuviera preocupado.
12,15h. Pm. Playa Calarreona. Águilas 06,45h. antes de MM.
Cuando bajo del coche me dan ganas de besar el suelo como el Papa, pero me contengo. Nos instalamos en el Hostal y no tardamos ni una hora en pedir una cervecita fresca en la terraza mientras las niñas juegan en la playa. ¡Qué gozada bajar un pie de la terraza y estabas pisando la arena de la playa! Un espectacular paisaje.
Después de comer bien comidos (pescaditos fritos, ensalada, postre) decidimos descansar un poco y salir más tarde a recoger los dorsales y quedarnos ya en Águilas para la carrera.
18’00 h. Pm. Águilas. Zona MM. 01,00h. antes de MM.
 
Nos hacemos la foto de rigor junto al arco de meta y nos trasladamos rápidamente a la zona de salida que está bastantes metros más atrás, cerca del puerto. Tardan más de cinco minutos en dar el pistoletazo y no se oye nada de megafonía por ninguna parte. Resulta que hay un tío con un megáfono indicando no se qué cosas de la carrera (que por supuesto no oímos nadie de los de atrás, porque no funcionaba) y no sabemos como van a contabilizar los tiempos con el chip, puesto que no había alfombra ni nada de nada. Creo que había otro señor con un walquie para indicar que salíamos y además sabíamos que había jueces y todo. Bueno en fin, no sé como lo hacían. Nos deseamos suerte y nos mandamos ánimos unos a otros y empezamos tan contentos.
19’00 h. Pm. Águilas. Salida Zona MM.
Yo empecé muy despacio acompañada de Ángel quien al final decidió hacer la media conmigo gracias al dorsal de Alberto. Fuimos los primeros kilómetros a un ritmo de 6,05 clavados. Disfruto del trayecto, nos vamos cruzando con los corredores que van por delante y saludamos varias veces a nuestros compañeros (nos damos ánimo mutuamente). Saludamos a nuestras familias que nos esperan cómodamente instaladas en un restaurante con la terraza situada justo por donde pasamos cuatro veces, o dos según el caso. No hace calor, durante un rato chispea y llueve un poquitín, pero no molesta; un poco de viento que no incordia demasiado y mucho público y gente animando casi todo el recorrido. Hasta el km 15 voy con muy buenas sensaciones, pienso todo el tiempo que me tengo que reservar para que los últimos kilómetros no tenga que sufrir mucho. Yo quiero solamente llegar, pero llegar bien, aunque sea la última. Entonces me doy cuenta que me lo estoy pasando ¡genial!, saludo a los voluntarios que dan muchos ánimos. Cuando pasamos la zona en que dividían a los corredores de los 10 km, de los de la M.Maratón me preguntan varias veces si voy a continuar (debe ser que no me veían pinta de Media Maratón) y yo les digo: No, si yo voy a ver si la hago entera. Me sonríen y me animan (después los volví a ver y ya me estaban dando felicitaciones porque veían que lo conseguiría).
Sigo con el mismo ritmo prácticamente hasta el km 17-18 (ahí ya tenía detrás de mí, escoltándome: un coche de protección civil, con lucecitas encendidas de sirena y todo, una ambulancia de la cruz roja, una moto de la guardia civil, y a nuestro lado dándonos charleta un voluntario en otra moto de la organización, casi “ná”. Como para pasar desapercibidos.)
Por el km 19 me empiezan a dar pinchazos las rodillas pero no me puedo creer las buenas sensaciones que tenía corriendo, ¡voy muy bien!, sin notar apenas el cansancio, gozo como nunca corriendo y me doy cuenta que lo he conseguido y además saboreando la carrera. Pienso en mucha gente, en mi familia, en los compañeros de carreras, en lo chulo que es correr en este lugar tan bonito y que tantos recuerdos tienen para mis padres. Esta era una de las razones por las que elegí correr aquí mi primera Media. ¡Dios como estaba disfrutando! Y Ángel a mi lado disfrutando también porque me veía bien y él tampoco tenía ninguna molestia.
A unos metros antes de llegar a Meta, vemos a Sebas, Mamen, Fernando, Luis que ya volvían de recoger sus cosas y nos animan un montonazo ¡qué gozada! Entramos a meta, muy bien escoltados y cuando cruzamos el arco, nos damos un abrazo y un besico y lo celebramos más solos que la una con una sonrisa de oreja a oreja los dos. ¡Madre mía 2horas 10 minutos! La poca gente que quedaba nos miraban con una expresión entre compasivo y contento.
Cuando llegamos al restaurante, nos estaban esperando todos, y aunque estaba realmente cansada, yo tenía una alegría tan grande que me daban ganas de dar saltos allí mismo, la verdad es que estuvimos bien. Me llevé un chasco mientras cenaba pues, resulta que la super-chula-flamante-camiseta que me dieron al terminar ¡era la de los 10km! Pero la buena samaritana Mamen me ha regalado la suya, gracias, gracias, sabías que la primera hace mucha ilusión. Comentamos la carrera: MMMMM (Mejor Marca Media Maratón Mamen 01:50), Fernando que sufrió un poquillo pero acabó bien con 01:30, Luis no tuvo problemas y acabó antes claro 46:05, Sebas acompañado de Mamen que no se le dio mal 01:50, y Ángel 02:10. ¡No me acabo de creer que haya corrido mi primera Media Maratón! ¡Uff, es que son 21 kilometracos y pico! Esto era impensable para mí hace cuatro días, y de verdad, que no es falsa modestia.

A todos ¡Felicidades! Buen ambiente, buena compañía y a la mañana siguiente excursión por Águilas todos juntos, alegres y contentos.
Después de comer maravillosamente en el Hostal Maxcaly, (muchas gracias a Sebas por lo bien que se han portado con nosotros), recogemos los bártulos y camino de vuelta a Albacete.
Domingo 16,00 h. Pm. Playa Calarreona – Águilas 21h. despues de MM.
Rezo porque no nos deje tirados el coche, que sigue muy raro, raro, raro. Les habíamos dicho a todos que siguieran ellos su viaje tranquilamente, que no se preocuparan. Finalmente Fernando y Mamen que van en el coche negro nos escoltan todo el trayecto de vuelta, por lo que pudiera pasar. Porque según palabras de Mamen: Bueno Luisa, vale, está la asistencia y todo eso, pero él se puede quedar. Esto es de ser una secretaria preocupada por el Presi.
Domingo 18,00 h. Pm. Albacete 23h. después de MM.
Beso el suelo de mi casa, llegamos cansados pero contentos.
Gracias a todos por vuestros ánimos y por contagiarme vuestro optimismo, a los Quijotes y Dulcineas y allegados, a todos los compañeros de carreras, entrenamientos, gastros-chinchillanos, a la familia por supuesto, a los amigos, ¡GRACIAS!
¡LO CONSEGUÍ!¡Oéee, oeeee, oeeeee!
Saludos Luisa.