17 de junio de 2013

SAN PEDRO 2013



Es posible pensar que no es buen augurio el quedar para ir a una carrera en una cafetería que cierra el domingo. A cualquiera le hubiera dado mala espina. Pero como las estadísticas están para romperlas, las supersticiones también.Después de un agradable viaje hacia San Pedro, nos dispusimos ha hacer la foto de rigor, los saludos pertinentes y el ligero calentamiento, no muy necesario ya que el sol estaba cumpliendo su función con creces. Hay que decir que esta carrera es muy recomendable en todos los sentidos, el trazado es exigente pero asequible, el avituallamiento más que suficiente, fresco y, desde mi punto de vista, muy bien distribuido y los caminos se encontraban en perfectas condiciones. A mejorar, ese puente de tablas que podría ser más resistente, es por poner un pero.Hay que hacer mención a la famosa cuesta de San Pedro. Es una subida tendida, a veces larga, con un solo descanso, pero bien situada en el trazado de la carrera a la altura del kilómetro 3,5. De hecho fue un tropiezo para algunos y un punto de inflexión para otros para tirar más fuerte. Calor, pues claro, pero a estas alturas es lo normal.La meta, lo mejor, el premio merecido. Después de refrescarnos y de ordenar mis diversos pares de zapatillas, aún a riesgo de hacer perder la paciencia a más de uno, toalla al cuello y torso al aire y gran baño en la piscina en fraternidad atlética. El agua excelente. Seguidamente gran aperitivo con cantidad y calidad. 3000 cañas se tiraron... ¡Madre mía!!!Solamente me queda decir que esta carrera de San Pedro es un ejemplo del buen hacer, del buen trato y hospitalidad de un gran pueblo, como muchos de nuestra provincia. Un ejemplo a seguir.Y nuestro equipo a la altura. Como siempre competitividad y deportividad a partes iguales.
 
Por último, y termino, dar gracias a la vida por días como este de la carrera de San Pedro de la que a partir de ahora tiene un fiel defensor.
Siempre vuestro.
Alfonso “Perlita”