22 de mayo de 2014

Almansa 2014 o Sábado ``Atlético´´



Qué mejor que pasear por las calles de Albacete con el coche sin tráfico. Pasaban 10 minutos de las 4, hora de quedada, y aparece Rodrigo a recogerme, 10 minutos tarde. Aparece por una calle sin sentido. Había dado tremenda vuelta para recogerme. En fin, lo dicho. Corbacho es lo que tiene. Cuando recogimos a Segura su cara era un poema. Pensaba que ya nos habíamos olvidado de él. Pero peor cara puso cuando Perla le dijo que el menda había acudido al evento atlético con la camiseta del Barcelona (que nos jugábamos la liga, copín). Qué bonica es la camiseta culé, oye. El viajecico para Almansa se presentaba recio. En cuanto estábamos los 4 jinetes, abrimos el costurero y a zurzir trajes.  


Llegamos a Almansa con bastante antelación. Recogida de dorsales y la foto de Rodrigo presidía la recogida. Actuaba en Almansa este mes. Qué tío. Buena bolsa y el café en el bar. Había quedado con Alberto del Rey para cambiarnos las camisetas, pero la que me dio creo que había encogido al lavarla. O lo mismo he engordado, en fin. Que tuve que buscarle de nuevo para ponerme otra. Me cortaba el riego sanguíneo en los brazos la `tortuguica´. 

Calentamiento, saluditos a los compis y presentes y salida. Nos colocamos en un cajón cojonudo, a sabiendas que nos iban a pasar como motos. Alfonso estaba nervioso porque el Barcelona – Atlético ya había comenzado e iban empate a 0. Es lo que tiene la falta de costumbre. A mí no me afectaba, sguancchhhh. Pero antes del primer kilómetro nos sorprendió ver a Messi en la cuneta (este chiste es malo pero muy fino, aunque respetuoso) por lo que se presagiaba tarde atlética.

Primera vueltecita de casquera, bien, saludando, relajadicos, cumpliendo lo establecido. Sergio nos acompaña un rato y luego nos deja abandonados a nuestro destino. JJ nos viene pisando los talones pero nain nain. Recogemos a nuestro Leo Messi particular, que lleva otra mini pájara, nos acompaña un par de km y nos vuelve a dejar. Muy bien. La segunda vuelta fue distinta. 1-1. Blanca informa a Alfonso que ya iba descompuesto y empieza a alborotarse gritando cada cierto tiempo no sé qué de olé, el chole o algo así. En el km 15 nos dicen que quedan 8 minutos. En el km 17 quedaban 5. Copón, que largo se nos hizo. Al llegar al parque le dije que por qué no nos sentábamos en una terraza, veíamos el final tranquilamente y luego seguíamos. Estaba nerviosico. Seguimos, alirón, voces, dando el espectáculo…en fin, estuve a punto de prepararle los papeles y zumbarle para el Polígono, pero como sé que no se va a repetir le dejarnos seguir en el club. 

Llegando al km 20 coincidimos en que estábamos hasta los mismísimos de correr y teníamos las piernas `palotas´. Allí vemos a Raúl, que estaba muy cargado de gemelos y se enganchó un poquín, llegando a meta unos segundos detrás nuestra. 

Refresco post media, saluditos entre compis minimalistas, pezoneros, pros y demás y con el fresquete que hacía, cerveza en el bar viendo la celebración del Atleti y escuchando el partido del Alba.

Creo que el sábado muchos de los presentes fuimos `atléticos´.


Un saludo.

Héctor Plaza