9 de febrero de 2015

BALAZOTE 2015

Aunque la Mañana vestía de frio, demasiado para el siglo XXI, individuos que andan por el mundo sin centro de gravedad, dirección a Balazote, se encaminaban como hormigas al hormiguero, cada uno con su coche, cada uno desde su lugar de origen…
Viajar con Victoria como conductora siempre es emocionante. Te asegura llegar con el corazón en las palpitaciones justas para iniciar la carrera sin necesidad de calentamiento. Conduce francamente bien pero con su puntazo de emoción. Qué sería la vida sin emoción!!! Yujuuuu!!!


Queda claro que las carreras triunfan por lo emocional del evento. Como seres sociales nos agrupamos con cualquier excusa para interactuar, para darnos cariño y sonreírnos. Nos testeamos en nuestras emociones y nos vamos hinchando de felicidad conforme va transcurriendo el evento (nos tiene que durar toda la semana).
Balazote 2015 era una carrera especial, hacíamos record de participación, nada más y nada menos que casi 40 quijotes y dulcis con la felicidad en la cara, animosamente correteando arriba y abajo del arco de salida esperábamos el momento de hacernos una piña con todos los corredores de todos los otros clubes para cuando el pistoletazo fuera inminente. 
Pum!!! Y sálvese quien pueda. Pabajo, parriba, parriba compañeros dándote animo, parriba , parriba, tu dando ánimo, parriba, parriba, puff, puff, ayyyyy, por fin!! Pabajo, pabajo… y lo demás una gozada. Qué bonito han dejado el recorrido de esta carrera!! Distancia y dificultad justa, solecete y buen ambiente hicieron que los tiempos en general fueran más que buenos.
Todo lo que sé me lo enseñaron. Hago una felicitación general porque todos dimos lo mejor que tenemos, unos la velocidad, otros la simpatía, las dulcis su belleza y saber estar  demostrando otra vez que somos más que un club de corredores. Somos los Quijotes, los Sanchos y las Dulcineas y todos de verde (menos uno de rojo que no tiene camiseta)!!

Las naranjas buenísimas, la cocacola escasa.

CARRILLO......